"El mundo es ruidoso. Proteja la audición de sus hijos" es una campaña nacional de educación pública dirigida a los preadolescentes (niños de 8 a 12 años), sus padres y otros educadores con el objetivo de aumentar el conocimiento de las causas y la prevención de la pérdida de audición inducida por el ruido.

El programa, que está basado en la ciencia, fue creado por el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés), que son parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). Las investigaciones muestran que los padres y los cuidadores son los que tienen mayor influencia en los jóvenes de esta edad. Con los recursos y la información de “El mundo es ruidoso”, los padres y otros adultos pueden animar a los niños a tener hábitos para una audición saludable antes y durante el tiempo en que están desarrollando los hábitos de escuchar, tener pasatiempos y trabajar. Los tres mensajes clave de prevención de “El mundo es ruidoso” son:

Información general

  • El análisis de los resultados de una entrevista y examen de la salud representativos a nivel nacional encontró que casi uno de cada cuatro adultos en los Estados Unidos de 20 a 69 años de edad (el 24 por ciento) tiene características en su prueba de audición que sugieren que tiene pérdida de audición inducida por el ruido en uno o ambos oídos.1
  • Una de cada ocho personas en los Estados Unidos (el 13 por ciento o 30 millones de personas) de 12 años o más tiene pérdida de audición en ambos oídos.2
  • Es 100% prevenible. Podemos ayudar a nuestros hijos a evitar la pérdida de audición causada por el ruido.
  • 85 decibelios. El ruido a este nivel o más alto por un tiempo prolongado pone en riesgo la pérdida de audición.

La pérdida de audición causada por sonidos fuertes

  • Los síntomas de la pérdida de audición por el ruido aumentan poco a poco. Con el tiempo, los sonidos que una persona oye pueden llegar a ser confusos, haciéndole difícil entender lo que le están diciendo. Es posible que una persona con pérdida de audición causada por el ruido no se dé cuenta de que tiene una pérdida.
  • Las pruebas de audición pueden descubrir si hay una pérdida de audición causada por el ruido.

Los factores de riesgo

  • La pérdida de audición inducida por el ruido está relacionada con:
    • La fuerza o potencia del sonido (el nivel de decibelios),
    • La cantidad de tiempo que está expuesto al sonido, y
    • La distancia que está del sonido.
  • La pérdida de audición causada por el ruido está relacionada con los genes de una persona. Algunas personas tienen más probabilidad que otras de dañar su audición cuando escuchan ciertos sonidos. Los científicos están trabajando para averiguar qué personas tienen mayor riesgo para este tipo de pérdida de audición.
  • Es posible que no lo sepa, pero algunas de las actividades comunes en las que participan los niños pueden posiblemente alcanzar niveles de ruido que pueden dañar la audición. Estas actividades incluyen tocar instrumentos en las bandas, escuchar música o ver la televisión a un volumen alto, asistir a conciertos y películas, jugar con juguetes que hacen mucho ruido, y montar vehículos todo terreno y motos de nieve.

¿Cómo ocurre la pérdida de audición?

Para entender cómo los ruidos fuertes pueden dañar la audición, tenemos que comprender cómo oímos. La audición depende de varios pasos complejos que cambian las ondas de sonido en el aire en señales eléctricas. De ahí, el nervio auditivo lleva las señales al cerebro para que nosotros las podamos entender. Para más información, lea la hoja informativa ¿Cómo oímos?

La pérdida de audición inducida por el ruido ocurre cuando las estructuras parecidas a pelos minúsculos (estereocilios) en la parte superior de las células ciliadas del oído interno se dañan por ruidos demasiado fuertes o que duran demasiado tiempo. Cuando los estereocilios se dañan, las células ciliadas no pueden enviar información al cerebro sobre el sonido. Esto lleva a la pérdida de audición inducida por el ruido. Este tipo de pérdida de audición es permanente.

Puede encontrar estadísticas adicionales sobre la audición, infecciones de los oídos y la sordera en el sitio web NIDCD.

Fuentes

  1. Carroll YI, Eichwald J, Scinicariello F, et al. Vital Signs: Noise-Induced Hearing Loss Among Adults—United States 2011–2012. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2017;66:139–144.
  2. Lin FR, Niparko JK, Ferrucci L. Hearing loss prevalence in the United States. [Letter] Arch Intern Med. 2011 Nov 14; 171(20): 1851–1852.

Última actualización:

5 de enero de 2018