Padre e hijo haciendo senderismo en la naturaleza con mochila en sus espaldas.

Aunque a veces sea difícil de creer, las investigaciones muestran que los preadolescentes realmente escuchan y siguen el comportamiento de sus padres. Use estos consejos para ayudar a proteger la audición de sus hijos para toda la vida.

Aprenda con sus hijos sobre la pérdida de audición inducida por el ruido.

Eduque a sus hijos sobre el daño que puede causar el ruido a la audición. Sus hijos, junto con usted, pueden sorprenderse de saber que algunas celebridades populares tienen pérdida de la audición o un zumbido en los oídos llamado tinnitus (o acúfeno), causados por haber sido expuestos a demasiado ruido. Algunos músicos de música rock y hip hop están animando a sus fans a escuchar la música en volúmenes seguros y a usar protectores de oídos para prevenir el tinnitus y la pérdida de audición inducida por el ruido.

Enséñeles a sus hijos sobre los niveles de ruido.

Indíqueles los sonidos que son demasiado fuertes, como la sirena de los bomberos o una ambulancia. Use nuestro medidor de sonido interactivo para hablar sobre los niveles de ruido de ciertas actividades.

Descargue una aplicación de medidor de sonido.

En la mayoría de los teléfonos inteligentes, se puede descargar una aplicación de medidor de decibelios. Es posible que le sorprenda saber lo alto que pueden ser los niveles de ruido en las zonas públicas, restaurantes y cines. Al usar la aplicación, sus hijos se vuelven más conscientes de los ruidos que son demasiado fuertes, dónde se dan, y cuándo y dónde puede ser necesario usar protectores de oídos. Cualquier sonido por encima de 85 decibeles puede ponerlo en riesgo de una pérdida de audición inducida por ruido.

Entretenga a sus hijos con juegos que les enseñen sobre la pérdida de audición y el ruido.

Anime a sus hijos a ver nuestros juegos, como nuestro crucigrama y nuestra prueba de conocimientos sobre los sonidos. Estos les ayudan a aprender por qué es importante mantener el ruido a un nivel bajo para proteger su audición.

Pídales que bajen el volumen.

Si puede oír la música que sale de los auriculares de sus hijos, está a un nivel demasiado alto. Explíqueles qué volumen se considera demasiado fuerte. En muchos casos, también puede programar el volumen máximo de los aparatos electrónicos de sus hijos a un nivel más seguro.

Mantenga los tapones para los oídos y las orejeras al alcance de sus hijos.

Si están a mano, es más probable que los usen.

Sea un buen ejemplo.

Mantenga el volumen bajo y use protectores de oídos cuando pueda. Usted sigue siendo el mejor ejemplo para sus hijos.

Aproveche el momento para hablar sobre la audición.

Busque momentos en los que pueda explicarle a su hijo cómo los sonidos fuertes pueden dañarle su audición, como cuando está en un concierto o en una feria local.

Hable sobre el placer de tener una audición saludable.

Dígale a su hijo cuando usted se siente agradecido de poder escuchar un sonido agradable, como una buena canción o el canto de los pájaros.

Alabe a su hijo por opciones saludables para su audición.

Dígale a sus hijos que usted está orgulloso de ellos cuando los vea tomar una decisión que proteja su audición.

Asegúrese de hacerle una prueba de audición a su hijo todos los años.

Pídale a su médico que le haga una prueba de audición a su hijo durante su examen anual. Averigüe si en la escuela de su hijo les hacen pruebas de audición.

En la escuela, involucre a los directores, maestros y a la asociación de padres y maestros.

Sugiera que la escuela de su hijo tenga un medidor de decibelios o use una aplicación de teléfono inteligente para medir los niveles de ruido en las clases de gimnasia, la cafetería, la clase de música y en los pasillos durante los cambios de clase. Al trabajar en equipo, hagan que los estudiantes sean conscientes de lo ruidoso que son estas áreas y señalen el riesgo potencial a su audición. Asóciense con las farmacias o tiendas de artículos deportivos locales para distribuir tapones en los conciertos, eventos deportivos y otros eventos sociales donde hay mucho ruido.

Última actualización:

21 de noviembre de 2017