Una niña usando audiófonos mientras escucha su reproductor de música. Está delante de una pizarra con notas musicales escritas con gis o tiza.

¿Sabías que si escuchas los reproductores personales de música por demasiadas horas al día, a un volumen demasiado alto, puedes dañar tu audición? Este daño se va sumando con el tiempo y es permanente. Para seguir disfrutando de la música que te gusta, protege tu audición ahora. 

El sonido se mide en decibelios, y ya que las personas no pueden escuchar todos los tonos de sonido, a menudo usamos los decibelios ponderados A (dBA) para describir el sonido que los oídos humanos realmente pueden escuchar. Por lo general, los sonidos de 70 dBA o menos se consideran seguros. Es más probable que cualquier sonido de 85 dBA o más dañe la audición con el tiempo. ¡El volumen del aparato móvil puede llegar a medir hasta 110 dBA!

Protege tu audición con estos consejos sobre cómo oír

  • Elige auriculares que bloqueen el sonido a tu alrededor. Pueden ser los que se usan sobre la oreja o los que te pones dentro del oído. Si los auriculares tienen un buen sello, es menos probable que aumentes el volumen para que los demás sonidos de afuera no te molesten. Pero, ¡ten cuidado! Si te mueves mientras escuchas música con auriculares o “earbuds”, tienes que poder escuchar sonidos importantes a tu alrededor para mantenerte seguro. Es importante que puedas oír cuando se te aproximan los carros, trenes, bicicletas y otras personas.
  • Trata de usar auriculares o “earbuds” durante solo una hora al día.
  • Si escuchas música con auriculares o earbuds por 1½ horas o menos al día, configura el aparato para que reproduzca la música a un nivel no más alto del 80 por ciento del volumen máximo.
  • Si escuchas música con auriculares o earbuds por más de 1½ horas al día, programa el aparato para que reproduzca la música a un nivel no más alto del 60 por ciento del volumen máximo.
  • Descansa los oídos. Pon a un lado tus auriculares regularmente.
  • No escuches con un solo auricular. Es más difícil oír la música y puedes estar tentado a subir el volumen, poniendo a ese oído en grave riesgo.

¡Tomar estas medidas ahora te permitirá que sigas escuchando la música que disfrutas por mucho tiempo más!

Última actualización:

2 de julio de 2019